Por qué mi hijo tiene un cuento sobre Agatha Christie

Manifestación feminista

Soy feminista. Por si alguien aún tiene alguna duda, el feminismo no es lo contrario al machismo y lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. Una vez claro, prosigo. Cuando me quedé embarazada, antes de saber si esperaba un niño o una niña reflexioné mucho sobre la desigualdad de género y mi postura feminista. No miento si digo que me daba igual el sexo de mi bebé, pero estaba claro que uno u otro le marcaría de por vida.

Empecé a jugar con la idea de tener una niña y criar a una futura mujer fuerte e independiente, segura de sí misma y que luchara por un mundo cada vez menos machista. En mi cabeza, mi hija tendría a su alcance juguetes de todos los colores (y no sólo rosas) y podría elegir entre pasar las horas con bebés de plástico, puzzles o maquetas de construcción.

Sin embargo, pronto me enteré de que lo que crecía dentro de mí nacería con pene. Algunas cosas no cambiaron: seguía queriendo que mi hijo tuviera a su alcance juguetes de todos los colores y que pudiera elegir entre bebés de plástico, puzzles o maquetas de construcción. En cambio, otras cosas serían del todo diferentes: nunca le discriminarían por el mero hecho de ser un niño, de ser un hombre. Nunca asumirían que es débil o sensible sin conocerle de nada y no tendría que pasar miedo a que le agredieran sexualmente si volvía solo a casa un sábado a las 5am. Por el contrario, puede que le despreciaran por llorar en público o que una chica le mirara con terror si se le cruzaba sola un sábado a las 5am. El machismo es transversal a toda la sociedad y nos afecta a todos. A mi hijo, a sus compañeros y a todas las niñas y mujeres que se cruzara a lo largo de su vida también iba a afectarles.

A partir de entonces empecé a jugar con otra idea: no, no tendría una niña a la que criar como mujer fuerte y feminista, pero tendría un hijo al que criar como hombre fuerte y feminista. Crecer en un hogar donde papá y mamá creen firmemente en la igualdad de género y actúan en consecuencia será lo que realmente moldeé el carácter de mi hijo. Estoy convencida de que la mejor forma será predicar con el ejemplo. De todas formas, me gustaría encontrar cuantos más ejemplos, mejor. Así es como he llegado a la colección de libros ilustrados Pequeña & Grande de la editorial Alba.

Pequeña & Grande, biografías femeninas para niños

Nunca sobra recordar que el gotelé debería extinguirse.

Coco Chanel, Frida Kahlo, Marie Curie, Audrey Hepburn, Amelia Earthart… Cada libro repasa de forma sencilla y amena la impresionante biografía de una mujer célebre. Cada uno está ilustrado por un artista diferente y están recomendamos para niños a partir de 6 años.

A El Pequeño T le falta mucho para llegar a esa edad y sacar todo el partido de estos cuentos, pero quiero que se acostumbre a tener cerca libros e historias protagonizadas por mujeres (entre otros, por supuesto). Por eso su padre y yo no hemos podido resistirnos y ya hemos elegido dos para su pequeña biblioteca. Desde hace poco tenemos en casa los ejemplares sobre Agatha Christie y Ella Fitzgerald (cualquiera que nos conozca un mínimo sabe quién ha elegido cada uno) y desde aquí quiero dar las gracias a la autora Mª Isabel Sánchez Vegara, así como a los ilustradores, a la editorial y a todos aquellos que venden y compran estos y otros materiales educativos que favorecen que nuestros hijos crezcan creyendo que hombres y mujeres somos igualmente importantes y e igualmente necesarios.

2 thoughts on “Por qué mi hijo tiene un cuento sobre Agatha Christie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 12 =