Nuevo año, nuevo blog

Me siento a escribir esto café en mano. Tenía pendiente este post desde verano, desde que decidí que Alondra Day sería mi nombre y mi casa en esto de Internet. He tardado, pero aquí estamos: ¡bienvenidos!

Café Alondra Day blog

Este no es mi primer blog personal, aunque sí espero que sea el último. Mi anterior proyecto se llamaba Ella Dice Blog (EDB) y lo dejé morir. Tanto languideció que, cuando quise darme cuenta, el dominio que tenía ya no estaba disponible. No me importó tanto como pensaba porque, siendo sincera, cuando EDB nació yo no tenía muy claro qué quería hacer con él, nunca le dediqué todo el cariño que hubiera merecido y terminé no sintiéndome del todo indentificada con lo que había construido. Desde aquí, muchas gracias a todos los que me apoyaron, leyeron y comentaron entonces. No habría dado este nuevo paso si no hubiera sido por vosotros.

De todas maneras, de aquella etapa me quedan recuerdos que no quiero perder y por eso me los he traído hasta aquí: cómo viví la decisión de casarme con el que hoy es mi marido, cómo fue eso de comprar un vestido de novia, cómo lidiar con mi incertidumbre o mi sensación de fracaso, o la historia de Melissa Carroll, una artista que murió de cáncer pero que decidió retratar su enfermedad de una forma valiente y preciosa.

Ahora le toca el turno a Alondra Day, que nace con ilusión pero sin ninguna pretensión más allá de ser un espacio para mí y para escribir todo aquello que se me pase por la cabeza y me apetezca compartir: nuevas reflexiones sobre mi día a día, la vida con el pequeño T (a parte de blog, también estreno maternidad de aquí a nada), personas y proyectos que me inspiran… Me encantaría que, quien quiera, se anime y me acompañe por el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *