Llevar brackets a los 25

brackets

Hace un año una compañera de mi antigua oficina me echó 30 años. Así, sin anestesia. «Tía, parece que tienes 30 años». Entonces tenía 25 y las posibles secuelas psicológicas de esta frase lapidaria aún están en estudio. Hoy, difícilmente nadie me echa más años de los que tengo en realidad. ¿Qué es lo que ha cambiado? Ahora llevo brackets.

Aunque cada vez más adultos nos animamos a pasar por este proceso, me alucina que tanta gente siga asociando ortodoncia con niños y adolescentes. Es ponerte brackets y voilá, 5 años menos. Alguien debería estudiar a fondo las propiedades rejuvenecedoras del aparato. En mi caso, además de alejar el fantasma de los 30, llevar brackets a los 25 me ha servido para aprender algunas cosas:

brackets

  1. No se puede comer un sandwich y mantener la diginidad si llevas brackets.
  2. Biodiversidad es el ecosistema que se genera entre tus dientes cada vez comes algo.
  3. Tu mejor amigo es el trago de agua que tomas para enjuagarte al final de cada comida. Así, sutilmente.
  4. Habrá veces en que la comida se quedará entre tus dientes una comida entera. Y nadie te avisará. Puedes pasarte una comida de trabajo completa con un trozo de perejil enganchado en uno de tus dientes y puede que nadie, repito, nadie se atreva a hacértelo notar mientras tú sonríes y hablas como una persona normal. Recordemos que la dignidad y la ingesta de alimentos son procesos antagónicos si llevas brackets.
  5. Habrá días en los que la base de tu alimentación será la cera dental que utilizas para evitar roces entre la piel y tus brackets.
  6. Si llevas brackets cerámicos (mi caso), tan importante es saber si eso que te vas a llevar a la boca está lo bastante blando como para no romperte la ortodoncia, como saber si lleva algún tipo de colorante que pueda teñir las ligaduras. Nunca leerás tantas etiquetas de ingredientes como ahora. Ni estando a dieta.
  7. El diablo existe y se llaman «gomas» (esos elásticos tan discretos y elegantes con los que te toturan hasta corregirte la mordida).
  8. El pintalabios no combina con los brackets. En ningún color. Habrás de escoger entre resaltar tus labios/esconder tus brackets cada vez que te maquilles.

¿Alguien tiene alguna lección más que añadir a la lista?

Fotos creative commons de monicaygarza e Ingo Butsch.

30 thoughts on “Llevar brackets a los 25

    1. ¿Más cuanto? ¡No me digas que 30! 😛 No sé si prefiero pensar que lo de echarme más edad tiene que ver con parecer muy seria o con mi posible envejecimiento prematuro… Cuando me quiten los brackets retomaré el estudio de la cuestión 😛

      ¡Gracias por comentar! 🙂

  1. siii toda la razon, tengo 25 y me atrevi a ponerme brackets…te recomiendo usar las ligaduras de color lila, osea un morado bajito, son perfectos, nunca uses el color transparente a la semana los lamentaras

    1. Los transparentes son los que utiliza mi ortodonocista y nunca me ha ofrecido la posibilidad de usar de otro color. Al principio era una histérica de la limpieza y a cada rato me estaba asegurando de no manchar las ligaduras. Hasta que me di por vencida. Voy a consultar lo de las ligaduras lila 🙂

      ¡Muchas gracias por comentar, Sheyla! Y que se nos haga corto lo que nos falta aún con los brackets 😉

  2. Taxi moto line
    128 Rue la Boétie
    75008 Paris
    +33 6 51 612 712  

    Taxi moto paris

    At this time it appears like WordPress is the preferred blogging platform available right now.
    (from what I’ve read) Is that what you are using on your blog?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *