Guía para tener un armario de moda sostenible

armario de moda sostenible

Cuando abrí este blog a principios de año uno de los temas que pensaba que trataría a menudo sería el consumo sostenible en el día a día. No ha sido así. Sin embargo, sí es un asunto en el que pienso bastante y por eso quiero empezar a reflejarlo en este espacio. Concretamente, voy a hablar de cómo consumir moda de forma sostenible. Lejos de ser un tema frívolo, la industria textil es la segunda más contaminante del planeta, solo por detrás de la petrolera, y todos nos ponemos algo de ropa cada día, ¿o no?

Ya he contado que durante mi embarazo fui capaz de vivir con con tres pantalones, un par de zapatillas y las mismas cinco camisetas durante meses. Sin haberlo planificado, me fabriqué un armario cápsula con que el que me sentí muy cómoda. Ahora estoy inmersa en crear un nuevo armario cápsula, pero esta vez quiero que todas y cada una de las prendas de mi armario respondan a un criterio de consumo sostenible.

¿Qué es el consumo de moda sostenible?

Para mí, este proceso gira entorno a tres ejes principales:

  • Deshacerme de toda la ropa que no uso para que otros la usen.

Hace meses que me visto con muy pocas prendas y este último año he regalado y donado mucha ropa. Bolsas y bolsas. Sin embargo, sigo teniendo muchísimas prendas que no me pongo, que ya ni siquiera me gustan y que sigo guardando por si acaso. Estúpido, lo sé. Lo primero que tengo que hacer es revisar mi armario, vaciar cajones y hacer una limpieza racional de todo lo que encuentre: ¿me vale? ¿me gusta? ¿me lo he puesto en los últimos meses? Sinceramente, ¿me lo pondría mañana? Si alguna de estas respuestas es no, fuera de mi armario.

  • Cuidar mejor la ropa para que me dure el máximo tiempo posible.

No voy a deshacerme de lo que ya tengo, aunque sepa que las prendas no han sido fabricadas con criterios sotenibles. Ahora bien, en este apartado tengo varias asignaturas pendientes: seguir bien las instrucciones de lavado y planchado, aprender a tender para que la ropa se arrugue lo mínimo posible, planchar en condiciones…

  • A partir de ahora, comprar de manera diferente:
  1. Comprar solo lo que realmente necesite.
  2. Que cada prenda que compre me encante y encaje con mi estilo y mi estilo de vida (los vestiditos negros son mi debilidad, pero tengo muy pocas oportunidades de usarlos y se les nota mucho el polvo en el armario).
  3. Que todo lo que compre sea de segunda mano o esté fabricado bajo criterios éticos.

¿Qué es la moda ética?

escaparate moda

Aquí llegamos a un apartado difícil. Para mí, la ropa es ética si se ha hecho pensando en su impacto social y medio ambiental. Es decir, si todas y cada una de las personas que han participado en la cadena de producción han sido tratadas de forma justa y si, además, se vigila el impacto medioambiental.

Encontrar ropa que cumpla con estas condiciones no es fácil porque, entre otras cosas, muy pocas empresas de moda son transparentes. De hecho, Fashion Revolution lanzó una gran campaña global bajo el lema Who made my clothes? (¿quién hizo mi ropa? en castellano) para que los consumidores nos hagamos esta pregunta que pocas marcas responden. Afortunadamente, en los últimos años están apareciendo nuevas empresas que sí apuestan por la fabricación ética, sobre todo por la producción local, y que nos ponen a todos un poco más fácil acceder al consumo de moda sostenible.

Llegados a este punto, tengo que confesar que he encontrado otra barrera importante. Ya he dicho que para mí es importante que mi ropa refleje mi estilo personal. Pues bien, resulta que, si como yo, no eres muy de vestidos, cortes vanguardistas, colores chillones o aires hippies la oferta de ropa ética se estrecha considerablemente. Faltan diseñadores de moda ética para sosainas como yo. Pero eso es otra historia. Y tema para otro post.

One thought on “Guía para tener un armario de moda sostenible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − dos =