El feminismo y la moda sostenible

fabrica_textil
¿Quién ha fabricado la camiseta que llevas puesta? La mayor parte de las prendas que compramos las fabrican mujeres en Asia. Mujeres pobres que trabajan en condiciones que en España no aceptaríamos y que viven en sociedades más machistas y desiguales que la nuestra.

Cada vez que compramos ropa sin pensar en quién la hace y, sobre todo, bajo qué circunstancias, estamos contribuyendo a que esas mujeres pobres sigan siendo pobres y a que sus condiciones laborales sigan siendo injustas. Estamos favoreciendo que su marco de vida no cambie, incluida la desigualdad en la que se encuentran.

Entonces ¿qué tiene que ver la moda sostenible con el feminismo?

Mi profesora preferida me daba Historia en primero de bachillerato. Un día nos contó una anécdota que recuerdo a menudo. Siempre que le preguntaban en qué época de la Historia le habría gustado vivir respondía la mismo: ¿Siendo una mujer? En el futuro.

Cada vez somos más los feministas que luchamos porque ese futuro llegue cuanto antes. Sin embargo, creo que a veces ponemos el foco solo en nuestra sociedad sin darnos cuenta de que nuestras acciones también repercuten en otros lugares muy lejos de casa. Lo que compramos aquí influye en la vida de otras personas menos afortunados. La camiseta que llevas puesta tiene mucho que ver con las condiciones de vida de la mujer que probablemente la haya fabricado.

Hace tiempo publiqué una guía de sencilla sobre consumo de moda sostenible. Ya expliqué entonces que, para mí, la moda ética es aquella que “se ha hecho pensando en su impacto social y medio ambiental”. Una trabajadora bien remunerada y con un horario laboral razonable tiene más tiempo y medios para cuidar de sus hijos y de sí misma, para contribuir a su comunidad, para pensar, para expresarse, para cambiar las cosas a su alrededor y reducir la desigualdad. Creo que apoyar la moda sostenible es apoyar que esa oportunidad de cambio exista.

La lucha feminista debería ser un movimiento global no solo porque la igualdad se reclame desde todas partes, sino porque también se reclame para todas las mujeres, estén donde estén. Sobre todo si ellas tienen más dificultades que nosotros para reclamarla.

One thought on “El feminismo y la moda sostenible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *