BioCultura 2017: alimentos ecológicos, moda sostenible y alguna sorpresa

BioCultura Madrid 2016
BioCultura Madrid 2016 (fui incapaz de hacer una foto general decente de esta edición).

La semana pasada fui a mi primer BioCultura 2017, la 33ª Feria Internacional de Productos Ecológicos y Consumo Responsable que se celebraba en Madrid. Como cada vez estoy más concienciada para comprar solo productos elaborados con criterios sostenibles me acerqué con mi familia para conocer de primera mano a los más de 800 expositores que mostaban su trabajo.

Lo primero que me llamó la atención fue lo enorme que era el área dedicada a alimentación ecológica en comparación con el resto de temáticas (moda, vivienda, salud, ecología, turismo rural, cultura…). De hecho, para ser completamente sincera, lo primero que me llamó la atención fue la cantidad de gente que entraba al recinto ferial con su carrito de la compra a cuestas. Más que a una feria, parecía que íbamos a un súpermercado ecológico gigante y esa fue precisamente la sensación que tuve más tarde, visitando a los stands de alimentación. La cantidad de opciones para comprar verduras, frutas, carnes, elaboraciones veganas, cervezas, snacks, aceites, quesos, empanadas… era totalmente abrumadora. Tal vez demasiado. Sobre todo para alguien como yo para quien hacer la compra es un trámite necesario para poder comer, pero no un placer.

Opciones de moda sostenible

Lo siguiente que me llamó la atención fue constatar que, dentro del sector de la moda sostenible, si no te identificas con un estilo duende/hippy tus opciones son limitadas. Las principales excepciones que encontré fueron Organic Cottons (les compré una camiseta rebajada) y dLana, a quienes ya conocía por mi faceta tejedora.

Cuando me hice a la idea de que mis opciones para completar mi armario minimalista de colores sobrios eran más bien escasas, me sorprendió darme cuenta de que, en cambio, sí había unas cuantas alternativas de ropa interior y calcetines. En mis búsquedas online de moda sostenible no es habitual encontrar opciones para adquidir este tipo de prendas, así que me llevé unos calcetines abrigadísimos de Carretera y Manta y ya tengo fichada la ropa interior de Maripuri Tijeritas. Sobre todo algunos sujetadores me parecieron bonitos (y muy cómodos). Si no aproveché para comprar ninguno fue porque, de momento, sigo utilizando solo sujetadores de lactancia, lo que me lleva al siguiente tema.

Productos ecológicos para bebés

Desde que soy madre, una fuerza sobrehumana me empuja hacia todas las tiendas relacionadas con bebés y niños pequeños que se me pongan por delante. Aunque no necesite nada. Aunque su estilo no vaya conmigo en absoluto. Tengo que mirar. Lo más probable es que lluego la descarte rápidamente y siga con mi vida, pero de primeras tengo que mirar. Los expositores de BioCultura 2017 no fueron la excepción.

Aunque no encontré ningún producto para T que me justificase mi atención (después de todo, tiene de todo), sí descubrí algo para mí: los discos de lactancia de tela lavables. Había oído hablar muchísimo sobre los pañales de tela para bebés (y en BioCultura vimos un montón), pero no de discos de lactancia. Me compré una caja con seis porque a día de hoy sigo necesitando y no quiero ni pensar en la cantidad de discos desechables que he tirado en nuestros más de nueve meses de lactancia. Uno de los motivos por los que escogí la lactancia materna con mi hijo fue que se trata de la opción más ecológica, pero no pensé en la cantidad de discos de algodón que iba a utilizar (ni en el dinero que me iban a costar).

Mi resumen de BioCultura 2017

Para los que no tengáis tiempo y/o ganas de leeros todo este post, transcribo las notas que tomé mientras visitaba la feria:

  1. Ir a BioCultura sin el carro de la compra es de primerizos.
  2. Ir a BioCultura con hambre es un error (y esperar hasta las 14h para intentar comer, otro).
  3. El estilo duende-hippy sigue siendo el rey de la moda sostenible.
  4. ¿De verdad pegan Carrefour o Gallina Blanca aquí con son sus stands gigantes?
  5. Nunca ha había visto a tantas mujeres bajo el mismo techo porteando y dando el pecho a la vez (yo todavía no sé cómo se hace).

One thought on “BioCultura 2017: alimentos ecológicos, moda sostenible y alguna sorpresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − dieciseis =