Siete meses con T

pies bebe calcetines

El Pequeño T ya tiene siete meses. Me había propuesto escribir un post hace unas semanas para repasar su primer medio año de vida, pero, para variar, desde que soy madre pocas cosas suceden cuando las planifico. De todas maneras, voy a tirar de memoria y a rescatar varios borradores en los que he estado trabajando para repasar cómo han sido estos primeros siete meses con T en casa.

Lo primero, el Pequeño T ya no es tan pequeño. De hecho, hace semanas que empezamos a intuir el niño que va a ser, tan diferente al bebé que nació. Atrás queda mi pequeñajo de percentil bajo, patitas de alambre, y pelazo negro y liso por toda la cabeza. Ahora tenemos con nosotros a un animalito que se arrastra, se sienta, muerde con un diente, destroza las revistas y empieza a devorar toda la fruta que le ponemos delante.

7 meses sin dormir

Haciendo balance, aunque el resultado estos meses es claramente positivo (no podría ser de otra manera), el camino ha estado lleno de cuestas arriba. Que cada niño es un mundo es una obviedad que he tenido que recordarme muy a menudo porque mi hijo ha resultado ser un bebé más demandante de lo habitual.

bebe dormido en nido

Hasta los cuatro meses y medio fue imposible que permaneciera dormido separado de otro ser humano, siempre en contacto directo. Quedarse dormido era otra historia totalmente diferente. De hecho, desde que cumplió un mes hasta los cuatro meses y medio sus únicas maneras de conciliar el sueño fueron mamando, en la mochila de porteo o, muy ocasionalmente, de paseo en el carro (carro que empezó a aborrecer muy pronto porque, al parecer, le salieron pinchos). El siguiente paso fue dormirse en brazos, cosa que hemos hecho incontables veces ya que no era nada raro que abriera los ojos y llorase en cuanto notaba que le dejábamos en su cuna, en la cama o donde fuera. Cuando encima tu bebé se despierta cada rato, esto es, sencillamente, un infierno.

bebe en el suelo con sonajero ecológico

T ha necesitado muchísimo contacto y nosotros se lo hemos dado, a costa de mucho sueño, mucho cansancio, y muy poco tiempo para nuestro ocio personal o para nosotros como pareja. Afortunadamente, últimamente tenemos más ayuda que nunca y este último mes nos ha traído una explosión de desarollo motor que nos deja algo más de libertad mientras él juega (o se arrastra por el suelo, o se sienta, o se pone a cuatro patas, o se pone a aplaudir a la nada…). También nos ha dejado su primer diente, sus primeros alimentos sólidos y las peores noches de nuestra vida. Si digo que hemos pasado noches de depertares cada 20, 30 o 40 minutos, con desvelos de dos horas incluidos, ¿alguien me cree?

6 meses juntos

Durante los primeros meses en casa se lloraba se mucho. Había días en los que no sé quién lloraba más: si T o yo. Y, sin embargo, tan duros como fueron, no los cambiaría por nada. Es más, antes de dar a luz pensaba regresar al trabajo cuando se acabara mi baja por maternidad de 16 semanas y, finalmente, hemos pasado poco más de seis meses juntos. Aunque parte de este tiempo lo he pasado de excedencia, sin ningún tipo de remuneración, no considero que estuviera perdiendo nada, sino todo lo contrario: estaba invirtiendo en mi hijo, en mi familia.

Gracias a haber pasado tanto tiempo con T, cumplir con los seis meses de lactancia materna exclusiva que tenía previstos ha sido muy sencillo y, de hecho, a día de hoy la leche materna sigue constituyendo la inmensa mayoría de su dieta. Es más, al paso que vamos me da la impresión de que mi hijo no se destetará hasta que vaya al instituto.

bebe 7 meses BLW

Ahora que he vuelto a trabajar, ahora que está a punto de ir a la guardería, se nos abre una nueva etapa. También estamos cambiando algunas pautas de sueño (de las que prefiero no hablar todavía para no gafarlo) y eso ayuda a sentir que estamos en una fase totalmente diferente. Todavía no hemos pasado página del todo, pero ya se intuye el siguiente capítulo. Uno en el que espero que haya menos lágrimas y en el que las noches se hagan más cortas.

3 thoughts on “Siete meses con T

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − 1 =